El Capullo

6.6.09

Propuesta

No permitas que olvide
que la palabra ayer entró en desuso

alimenta con besos en penumbras
a las mariposas de fuego
que habitaban histéricas en mi bajo vientre

repleta mis sentidos de caricias
de café a media tarde
y de gemidos dulces antes de que raye el sol
sigue llenando mis manos
de tus formas generosas
y de tus largas piernas

ciega mis ojos con los atardeceres
de encaje purpura

invade mis oídos
con tu canto de sirena en flor

embriaga mi cuerpo
como hasta ahora
con tu celo de serpiente
tu mirada de inocencia
y helados sabor a sexo oral.
Publicar un comentario