El Capullo

2.4.09

Amor y odio.

Este planeta era hermoso
lo fue hasta el momento
en que los ángeles se hicieron hombres
y construyeron en él un mundo
hecho de bienes inútiles

donde las niñas tontas
juegan con muñecas de carne y hueso
y llegan a los treinta cansadas de amar

donde los niños tontos
juegan con niñas tontas
y llegan a los treinta sin saber amar

A veces odio este mundo
de tontos sin amor
donde ellas no quieren y ellos no saben
y para distraerse recurren a los negocios
a las religiones y a la guerra

al poder en todas sus formas
sin darse cuenta de que es el mismo
demonio disfrazado de modos distintos
que muestra la cara que más te atraiga

Y entonces
justifico al planeta por querernos fuera
por estar hastiado de invernaderos y basura
de que escarben sus entrañas
y no agradezcan nada
como a una "pacha mama"
a la que se le puede cambiar por el Facebook

Aún cuando no me gusta odiar
a veces
solo a veces amo el planeta
y odio este mundo de mierda.