El Capullo

10.8.08

Amnesia

Tal como muchas
muchas tardes de domingo
me asalta el deseo

Por una amnesia enorme
por poder sumir
unos cuantos recuerdos
en el olvido

Olvidar
sin embargo
el sexo y sus manías

Olvidar
como se excita un hombre

Volver
al miedo
por lo desconocido
a la timidez
del primer acercamiento

Olvidar
cómo se abraza
se acaricia
se besa
y no extrañarlo
como no se extraña
lo que no se ha tenido

Cuando la tarde es gris
como la de hoy
y se me antoja arruncharte
como núnca lo he hecho

De ese modo especial
en que la pasión aborda
insinuada
por el lenguaje de dos
que hablan sin palabras

A pesar
de tener que adivinar
de nuevo
de arrinconar la pena
de sentir el vértigo
de cerrar los ojos
y sentirse perdido

Arriesgarse a saltar
hacerse al vacío
sentir por primera vez
unas manos
un cuerpo
con senos y piernas
con cintura y trasero
todo de piel y deseo

De sudor y pelo
labios y ojos
temblor y sentimiento

Sentir que se es niño de nuevo
descubrir curioso
tus curvas secretas
y el lunar que escondes
en la planta del pie
o detrás de la oreja

Palpar al tacto
al gusto si te gusta
tus pliegues ocultos

Una vez me enseñes a hacerlo
prometo hacerlo
embriagarme de ello
perder el sentido
en cada ocasión
hasta olvidar
la amnesia.
Publicar un comentario