El Capullo

18.7.01

Tan solo espero un poco de paz

Tan solo hazlo otra vez
quiero ver el cielo
sentir que no estoy solo
ver tu sonrisa
tus ojos
sentirlos míos

Sentir tus manos
tus labios
tu cuerpo
y hacer que vibren por mi

Hazlo por favor

No quiero sentirme sin ilusiones
no quiero que estés lejos
no quiero verte sin que nisiquiera te des cuenta

Tan solo una última vez.

Saeta

Tu lengua
saeta humeda
que me cala el seso
que me calienta las tripas
que se cuela en mis sueños por mis oidos
que se hace camino onírico al país de nunca jamás
que me trata como a un niño perverso que no quiere crecer

Tu lengua
saeta humeda
que sale de tu boca desde el pecho
se hace dueña de mi cuerpo y llega a mis pies
se hace raices y se prolonga y vuelve a ti hecha semilla

Tu lengua
saeta humeda
contadora de cuentos
que a veces calla y en silencio me deja morir.
Me llamarás amante
cuando te ardan las entrañas
de pasión desenfrenada

Te llamaré amor
siempre que te ame
con entrega absoluta
sin miedo
sin duda

Serás mi vida y yo la tuya
si a cada paso del camino
cuenta la tuya con mi mano
y tú aún cuentas conmigo.
Tenderé apartir de hoy
un hilo de plata entre tú y yo

Dejaré que el azar
me brinde respuestas
haré que mi mente
se llene de ellas

Que mi cuerpo se inunde
de vino y mujeres
cual talismán sagrado
para no morir de amor

Si al paso del tiempo sobrevive el hilo
será prueba tajante
que he de morir a tu lado.

Tarde de nuevo

Aunque quiera
encontrar el olvido
extraviar tu recuerdo
conseguir dejarte

Sigues siendo
la musa callada
de mis palabras locuaces
la amante entregada
de mis ganas voraces
la que enciende mi cuerpo
sin hambre de carne

Me mata de ira
que ahora son de otro
tus atenciones y tus besos
que hagas de él tu mundo
y sea el poeta de tus sueños

Me sabe a mierda
que el destino sea emboscada
que el tiempo no sea mío
y que no seas mi pareja

Como me sabe a mierda
que se haya hecho
tarde de nuevo.