El Capullo

15.11.00

Una Noche (Poema 8)

Permite esta noche mi bien amada

que te diga mi voz lo que grita mi alma

Déjame decirte…

Estás en mi ser como un suspiro de nostalgia

que llena el espacio

que remplaza las palabras

las que sobran en la noche cuando el cuerpo habla

Escucha a mis manos decirte que te aman

cuando recorren tu cuerpo

en una caricia robada.

A mis brazos cantar de alegría

por el instante en que te abrazan

A mis ojos contarte que mueren

por perderse en tu mirada

No digas nada, calla…

Ahora soy yo quien no quiere oír

No quiero que repitas

que no me fije en ti

que amarte me condena

que no estás bien para mi

que solo causas penas

Disculpa y atiende mi querida compañera

Quiero que seas mi sueño y que cuentes conmigo

que sean mías tus cuitas aunque amarte sea un castigo

Te asusta ser amada

por eso no lo intento

Sin embargo si algún día

te hace falta el amor

búscame sin dudarlo

que en mi encontrarás

dos segundos de locura

o una vida de amistad.